jueves, 16 de febrero de 2012

LA SOMBRA DE MARTA ES ALARGADA

La vergüenza no aparece en el disco duro de algunas personas. Hay que decirlo, porque en este país del vale todo, lo mismo eres un jeta que un bocazas y no pasa nada. Pues yo elijo ser bocazas.



Hay que lamentar, una vez más, el enchufismo (trifásico) que practica la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Educación, con los familiares de Marta Domínguez Azpeleta.



Más concretamente con Nuria Domínguez, hermana y profesora, y con Diego Bercianos, marido y maestro de primaria.

Es vergonzoso ver cómo, un año tras otro, estos familiares de Marta Domínguez, se ven beneficiados laboralmente por comisiones de servicio que les colocan en plazas de profesora y maestro, respectivamente, de la capital palentina, donde residen, evadiendo acudir a sus destinos definitivos que se encuentran en Soria y Saldaña.



Nuria Domínguez posee, desde hace más de cinco años, una plaza en el IES Victorio Macho de la capital palentina de ciclo formativo de grado superior (animación de actividades físicas y deportivas) en comisión de servicios por Necesidades Educativas Especiales, cuando su plaza se encuentra en un IES de Soria. Se rumorea que la cifra de alumnos en este ciclo, cada vez es menor. Este motivo es suficiente justificación para cargarse otros ciclos, pero este no, claro. También cuentan que al tratarse de una deportista de élite (me refiero a Nuria Domínguez), creo que en Triatlón, y recibir jugosas subvenciones de la Junta de Castilla y León, pues falta mucho a sus clases de Animación.



Diego Bercianos, goza desde hace más de cinco años, de comisiones de servicio variadas, que le facilitan no ir a su plaza de destino definitivo, que poseía en San Salvador de Cantamuda y desde hace tres años en el colegio Villa y Tierra de Saldaña. En la actualidad, desde enero está ocupando una plaza en un colegio de la capital (Ramón Carande), tras haber pasado varios años en el centro de adultos San Jorge, también de la capital. Se dice que donde va no entabla mucha conversación con sus compañeros (será por no tener que dar explicaciones).



Nadie en Palencia duda de que Marta Domínguez es una gran atleta y merece su reconocimiento, pero eso no justifica la alteración del orden establecido, ni que la Junta de Castilla y León practique estos tratos de favor, de unos en detrimento de otros. En opinión del PCAL-P, se trata de personas que deberían poseer los mismos derechos que el resto de funcionarios. El sistema de privilegios practicado por la Junta con la connivencia de la Dirección Provincial de Educación de Palencia, desmotiva al funcionariado que ve cómo sus derechos son pisoteados por otros “compañeros” por el simple hecho de ser marido o hermana de..(en este caso de Marta) y no por los principios de mérito y capacidad, que son los que deben regir en cualquier sociedad que pretenda ser civilizada.



Se agrava más aún el problema desde que Marta Domínguez ostenta el cargo político de Senadora del Partido Popular, ya que la presión ejercida dentro de su propio partido para conseguir estos privilegios para sus familiares, raya la ilegalidad.

Cabe recordar que las comisiones de servicio están reguladas y pueden atender a razones humanitarias (debidamente justificadas) o cuestiones políticas y sindicales. Pero hay una parte de Comisiones de Servicio que no se justifican más que porque lo dice el cargo de libre designación que ha puesto el político de turno para que le haga el trabajo sucio dentro de la Administración. Esas comisiones se califican de Necesidades Educativas Especiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario