viernes, 13 de abril de 2012

GUARDO, UN EJEMPLO, SEGÚN SE MIRE.


No hace falta ser ecologista para defender el medio ambiente, no hace falta ser de izquierdas para ser progresista, ni hace falta ser de derechas para ser un emprendedor. No, no hace falta pertenecer a un partido Regionalista para defender tu tierra; simplemente hay que ser una persona honrada, cabal y entera.

En mi opinión, la política no es nada si no existen personas de esa manera, independientemente de a qué partido pertenezcan. Yo creo conocer a unos pocos.

Hace unos días el concejal  del Partido Regionalista de Castilla y León (PrCAL) en Guardo, Ricardo Varona, interpuso una denuncia ante los agentes del SEPRONA, contra el ayuntamiento de esa misma localidad, por dejación de funciones y oscurantismo, al no ejercer la labor inspectora de la Declaración de Impacto Ambiental de la empresa minera UMINSA, y permitir que ésta haga “lo que le da la gana” en el monte de Muñeca de la Peña, pedanía de Guardo.

Esa denuncia ha desembocado en el inicio de expediente sancionador, por parte de la Junta de Castilla y León, a la empresa por incumplimiento de la DIA. Hasta aquí, todos contentos. Pero no, yo creo que hay más cosas que decir.

¿Por qué no se ha sancionado al Ayuntamiento ni a su alcalde por inacción?

Podría ser porque Juan Jesús Blanco además de alcalde, es procurador en cortes por el Partido Popular.

¿Por qué tiene tan poca repercusión en la sociedad (medios de comunicación incluidos) la sanción a empresas fraudulentas?

Quizá porque el concejal que denuncia es de un partido regionalista e incomoda a determinadas esferas porque puede ser el próximo alcalde de una de las localidades más importantes de Palencia.

O porque la corrupción no vende como discurso político, y si no que se lo digan al pobre Arenas, que ni con los EREs ha podido con la izquierda andaluza, o a Jorge Alarte que se ha dado un morrazo en Valencia, a pesar de la corrupción manifiesta, tolerada y como sigamos así prescrita.

En el PrCAL de Palencia, estamos orgullosos de que nuestra gente se comporte de manera ejemplar, con honradez, y creemos que solo así podremos devolver la credibilidad a la política.

Acaba de dimitir el presidente húngaro, Pal Schmitt, por haber plagiado su tesis doctoral. Hace unos meses dimitió el ministro de defensa alemán, barón de Gutenberg, por la misma causa.

El alcalde de Guardo, Juan Jesús Blanco, posee una empresa de materiales de construcción. Y digo yo, quién le ha obligado a ser alcalde teniendo una empresa de esa índole, que a todas luces se me hace incompatible con su cargo. No me le imagino firmando licencias de obra y de actividad a las 9:00 am y a las 12:00 am firmando albaranes de ladrillos y sacos de cemento. Pero es que estamos tontos.
No lo sé, pero en el PrCAL no somos así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada