lunes, 19 de diciembre de 2011

En España no sobran funcionarios, sobran defraudadores.

Como me gusta esta afirmación, que no es mía, pero así la hago. Es del catedrático de economía de la universidad de Sevilla, Juan Torres López. Su minitesis se sustenta en lo siguiente:

Por qué si en el Estado Español hay menos funcionarios que en la media europea, y muchos menos que los países más desarrollados, económica y socialmente, por qué sobran funcionarios, según manifiesta la patronal, Joan Rosell y el último liberal palentino.

Datos del 2008.

España: 13% funcionarios.

Media de la UE-15: 16%

Dinamarca: 26%

Suecia: 22%

Finlandia: 19%

El coste de los 3.1 millones de funcionarios en España, supone 115.000 euros anuales.

Por otro lado:

Según datos del Ministerio de Hacienda, se estima que la evasión fiscal de las grandes fortunas, corporaciones empresariales y grandes empresas alcanzó los 42.711 millones de euros en 2010.

Ningún funcionario defrauda a hacienda en el ejercicio de sus obligaciones fiscales.

La conclusión es sencilla: en España no sobran funcionarios sino defraudadores que usan para encubrirse a los dirigentes de la patronal. Lo que no sabemos es qué función tiene el último liberal palentino en este tinglao. (Con cariño Jorge).

PD: Supresión de las ayudas públicas a la CEOE, las Cámaras y sus representantes. Que se financien con el dinero de los afiliados, miembros, socios o distinguidos asociados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada